AESLEME

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Por un pacto social y político: propuestas de Aesleme, PAT y Stop Accidentes a los partidos políticos

E-mail Imprimir PDF

En la última década se ha conseguido un descenso notable en el número de siniestros, heridos y muertos en Europa, y España ha sido uno de los países con mejores resultados, gracias a una política de seguridad vial basada en el consenso y en la responsabilidad compartida entre las administraciones públicas y la sociedad civil (asociaciones, fundaciones, clubs de automovilistas, universidades, medios de comunicación, empresas…).

 Sin embargo, para nosotros, casi 3.000 muertos y miles de heridos graves, aún son muchos, sobre todo, si tenemos en cuenta que los siniestros de tráfico son evitables.  Por tanto, nuestro objetivo es:

CERO VÍCTIMAS
Reconocemos que se han tomado importantes medidas y que la sociedad se ha sensibilizado. Ahora hay que consolidar lo conseguido y no bajar la guardia, porque si no, los accidentes volverán a subir, como ha ocurrido en otros países (Francia, por ejemplo).

Por ello, las Asociaciones de víctimas y prevención de accidentes de tráfico (STOP ACCIDENTES, PAT-APAT Y AESLEME), tres entidades sin ánimo de lucro y con un amplio currículo en materia de seguridad vial, trasladan a los partidos políticos esta serie de propuestas, con la esperanza de que las incluyan en sus respectivos programas electorales, de cara a las elecciones generales, que se celebrarán el 20 de noviembre de 2011, y constituyan un compromiso para la próxima legislatura.

1.    LA SEGURIDAD VIAL, UNA PRIORIDAD POLÍTICA.
Para que la sociedad civil perciba que el nuevo gobierno confiere el grado de prioridad que reclaman las víctimas de accidentes a la prevención de accidentes de tráfico, serían necesarias como mínimo las siguientes acciones:

-    Que en el programa electoral se recoja un apartado dedicado a la seguridad vial con las acciones propuestas para hacer frente a los accidentes de tráfico y sus consecuencias

-    Que la Seguridad Vial siga siendo una de las  prioridades del gobierno.

-    Máxima implicación institucional y consenso político en temas de seguridad vial.

-    Dotación Presupuestaría e incentivos fiscales para que se puedan desarrollar las propuestas.


-    Creación de un Órgano de Gobierno (Secretaría de Estado, Agencia ..) adscrita a la presidencia o vicepresidencia del gobierno, siguiendo las recomendaciones del Banco Mundial, con capacidad para coordinar los diferentes ministerios y los diversos niveles de administración y con financiación suficiente para desarrollar, desde un punto de vista integral, las prioridades y actuaciones necesarias para seguir mejorando la seguridad vial.

-    Potenciar la Comisión Parlamentaria de Seguridad Vial, confiriéndole el carácter de permanente, así como capacidad de iniciativa legislativa y responsabilidad de aprobar los planes nacionales de seguridad vial y fiscalizar su cumplimiento.
Además, se le podría ampliar las competencias en áreas muy ligados a la Seguridad Vial como,
“Eco-Movilidad y Sostenibilidad”.

-    Promover un Pacto Social por la Seguridad Vial

-    Interrelación entre los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en cuanto a conductores que han sido sentenciados y/o sancionados y como consecuencia de ello tienen retirado su permiso de conducir.

-    Inclusión de la seguridad vial en todos los debates parlamentarios importantes —de investidura, sobre el estado de la nación— con expresa rendición de cuentas del desarrollo de los planes de seguridad vial.

-    Crear un Consejo Nacional de Seguridad Vial, que sustituya a los vigentes Consejo Superior y Comisión Interministerial y en el que participen las entidades y organizaciones auténticamente comprometidas con la seguridad vial.

-    Participar activamente en las instituciones internacionales o en el Parlamento Europeo, proponiendo mejoras en seguridad vial como: las cajas negras, limitación de la velocidad máxima en la fabricación, y/o limitadores de velocidad en todo vehículo a motor, cierre automático de alcohol –alcolock- , etc.

2.    JUSTICIA
-    Inmediatez de la justicia y aplicación estricta de la ley.
-    Agilizar los procedimientos judiciales y mejorar la atención a las víctimas en los Tribunales de Justicia.
-    Intervención del ministerio Fiscal en todos los procesos penales por siniestros con alguna persona fallecida o con heridas graves.

-    Modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, para que sea obligatoria la prueba de alcohol, tras el ingreso hospitalario de los conductores de los vehículos implicados en un accidente.

-     Modificación del Código Penal,  en lo relativo a los artículos de los delitos de tráfico, ampliando las penas a cumplir cuando ocurra un fallecimiento y/o herido grave, y que la pena impuesta se cumpla en su integridad, sin posibilidad de reducción de la misma.

-    Modificación de la Ley del Menor en lo relativo a los delitos de tráfico cometidos por menores y en los que el hecho ha causado un fallecimiento y/o un herido grave, en el sentido de que la medida a imponer, sea la de inclusión en un Centro de Menores y la retirada del carné de conducir, o la imposibilidad de obtenerlo por un tiempo no menor a 4 años.

-    Elaboración de atestados para la “protección de los derechos de las víctimas y familiares”, siguiendo unos protocolos unificados, y proporcionar la comunicación necesaria e información a las víctimas de su situación.

-    Reforma del actual Baremo de indemnizaciones, desde una perspectiva de protección de las víctimas, de los usuarios más “vulnerables” y de un más justo resarcimiento de los perjuicios sufridos por las familias, como consecuencias de un siniestro de tráfico. Terminar  los trabajos de la Comisión, creada por la Dirección General de Seguros, para elaborar una propuesta conjunta al Ministerio de Justicia.

-    Crear una Oficina de Atención a las Víctimas de siniestros de tráfico, o ampliar las funciones de las oficinas existentes, que están dedicadas a “violencia de género o violaciones” donde ya existe la “orientación legal” y la “atención psicológica”.

3.    SANIDAD

-    Establecer unos tiempos de referencia en el sistema de urgencias y emergencias sanitarias, para disminuir el tiempo de respuesta “hora dorada” y trasladar al herido lo antes posible al centro hospitalario mas adecuado a su lesión.
-    Incorporar psicólogos especializados en urgencias y emergencias, en las urgencias de los hospitales, para que las víctimas (de tráfico, violencia, catástrofes, atentados, etc), ya sean heridos o familiares, tengan, desde el primer momento, la asistencia psicológica que necesitan y que ésta no se limite al momento inmediatamente posterior al siniestro, sino que se alargue el tiempo necesario que el paciente necesite.
-    Ampliar el número de “Unidades de Daño Cerebral” a aquellas Comunidades Autónomas donde no existan.
-    Mejorar y ampliar  la “Rehabilitación Integral” de los lesionados medulares y cerebrales, sobre todo en áreas tan importantes como la psicología, neuropsicología y logopedia.
-    Conseguir que los médicos de Atención Primaría, así como los Especialistas que conocen las enfermedades y medicamentos que toman sus pacientes, y que son incompatibles temporal o definitivamente con la conducción, puedan trasladar a la Administración dicha información, sin incumplir la ley de protección de datos.
-    Mejorar la revisión médico-psicológica de los futuros conductores y realizar  inspecciones de los centros de reconocimiento para garantizar el rigor de los mismos.
-    Examen ocular obligatorio para conductores con los permisos A y B cada 10 años y cada 5, para los mayores de 65 años.

4.    EDUCACIÓN
-    Ampliar el contenido de educación vial en la asignatura de “educación para la ciudadanía” o implantar una asignatura obligatoria a lo largo del currículo escolar, incidiendo en la transmisión de valores cívicos y sociales,  eco- movilidad sostenible, responsable  y segura.  
-    Establecer, en los planes de estudios universitarios, grados o postgrados de especialización, para la capacitación necesaria para realizar las Auditorias de Seguridad Vial y Planes de Movilidad y Accesibilidad. Estas titulaciones son imprescindibles para tener mejores carreteras y ciudades cada vez más sostenibles, donde peatones, personas discapacitadas, ciclistas y conductores convivan en un entorno más amable y seguro.

5.    FORMACIÓN

-     Revisar el sistema de obtención del permiso de conducir, ampliar el número de preguntas y respuestas para que sea más riguroso obtener el carné de conducir.
-     Mejorar la formación de los nuevos conductores, incluyendo un mínimo de 10 horas de clases teóricas obligatorias presenciales de seguridad vial.
-    Requerir un número obligatorio de formación teórico-práctica previa a la convalidación de permisos obtenidos en el extranjero.
-    Fomentar los “cursos de conducción segura” como forma de actualización de los conocimientos de los conductores, principalmente para las personas con poca experiencia o demasiados años de carné.
-        Establecer la conducción acompañada  (siguiendo las recomendaciones del parlamento europeo)  a partir de los 17 años, para mejorar el aprendizaje de los futuros conductores;  y así conseguir que desarrollen mayores habilidades en el manejo del vehículo y mejor competencia para la toma de decisiones antes de acceder al permiso de conducir.

6.    INVESTIGACIÓN

-    Desarrollar proyectos de investigación encaminados a mejorar el conocimiento científico en materia de siniestralidad vial, que nos permitan conocer las causas de los accidentes para así poder tomar las decisiones y medidas necesarias.
-    Unificar y compartir las estadísticas de los cuerpos de policía/guardia civil con las de la red de hospitales y/o compañías de seguros para poder conocer el número de fallecidos y heridos graves y el tipo y gravedad de sus lesiones.

7.    INFRAESTRUCTURAS

-    Consolidar y extender la metodología de la Directiva Europea sobre gestión de la seguridad en las infraestructuras viales, en la conservación y explotación de nuestras carreteras.
-        Incluir, de manera obligatoria, las auditorías de Seguridad Vial en todos los proyectos de nueva construcción y en aquellos de conservación o modificación, con determinado índice de accidentalidad o  intensidad diaria de tráfico.
-    Incrementar las dotaciones presupuestarias para conservación de carreteras (firmes, baches, barreras de seguridad, señales, etc).
-    Continuar con la labor de eliminación de los tramos de concentración de accidentes.
-    Creación del marco normativo adecuado para que los proyectos de corrección de tramos peligrosos o de concentración de accidentes se contraten por procedimientos de urgencia, como si se tratase de obras en tramos afectados por desastres o catástrofes naturales.
-    Instalación y sustitución progresiva de los guardarrailes por sistemas de protección, que impidan que los motoristas fallezcan o resulten gravemente heridos, en aquellos tramos cuyas características técnicas lo hagan aconsejable.

8.    VEHÍCULO

-    Propiciar que los fabricantes de automóviles acorten los plazos de incorporación de los avances tecnológicos de seguridad activa y pasiva como elementos de serie en los vehículos. Ello exige la creación de un marco de beneficios fiscales suficientemente incentivador.
-    Impulsar un Plan Prever para facilitar la renovación del parque automovilístico, incentivando la adquisición de coches seguros y ecológicos.
-    Promover la instalación de “alcolocks” en los vehículos de conductores profesionales, conductores con menos de 2 años de carné y personas con problemas de adicción al alcohol y vehículos con titularidad de las administraciones.
-    Llevar chalecos reflectantes, para todos los pasajeros, para que en caso de accidente, todos puedan salir del vehículo con él puesto.

9.    ENTORNO URBANO

-    Para ayudar a calmar el tráfico y reducir el riesgo de atropello en nuestras ciudades (y en base a la recomendación del parlamento europeo) pedimos establecer “zonas 30” en las calles de un único carril circulatorio, donde la velocidad máxima permitida sea 30 km/h.
-    Establecer como obligatorio el uso del casco a los ciclistas en zona urbana. Mejorar la accesibilidad de las ciudades (cumplimiento LIONDAU), para que las personas discapacitadas que deban usar una silla de ruedas o muletas, puedan desplazarse por sus ciudades, sin ninguna barrera (bordillos, escaleras..)

El modelo de “sociedad de las prisas” debe de contrarrestarse por un modelo de sociedad que reclama una Eco-movilidad sostenible y segura.

 

VER NOTA DE PRENSA

Estás aquí: Actualidad 2011 Por un pacto social y político: propuestas de Aesleme, PAT y Stop Accidentes a los partidos políticos

Para poder ofrecer los servicios de www.aesleme.es y administrar la web, ASOCIACION ESTUDIO LESION MEDULAR ESPINAL(AESLEME) y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en dicha web, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de cookies. Solo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, se le permitirá navegar por la web y ver toda la información y servicios. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web de AESLEME.

Acepto las cookies de esta web.