El grito de la gaviota
Autor:  EMMANUELLE LABORIT
Editorial: SEIX BARRAL
Fecha de publicación: 2.000
Edición: 1ª.
Número de páginas: 200

El grito de la gaviota es el testimonio de una joven que, a los veintidós años, ha conocido ya la soledad absoluta, la duda y la desesperación, pero también la dicha, la solidaridad y la gloria. Inicialmente incomunicada con el mundo exterior a causa de su sordera, a los siete años Emmanuelle Laborit descubrió el lenguaje de los signos. Sin embargo, en la adolescencia su vida parecía tambalearse: al desasosiego propio de la edad se añadió la rebeldía contra el hecho de que se negaba a los sordos su identidad, ya que el lenguaje de los signos estaba prohibido en Francia a causa de la teoría de que los sordos podían aprender a leer en los labios y a hablar.

La adolescencia y la primera juventud de Emmanuelle son la historia de una lucha por subsistir en un mundo «diferente» y por el reconocimiento de los derechos de los tres millones de sordos franceses, hasta conseguir que, en 1991, se enseñe por fin en los centros de educación de los sordos el lenguaje de los signos. Con este triunfo colectivo y el personal, pero no menos emblemático, de su éxito como actriz teatral, El grito de la gaviota cierra significativamente un itinerario personal tan breve como intenso.

Jodido silencio
Autor:  PHILIPPE VIGAND
Editorial: ALIANZA ACTUALIDAD
Fecha de publicación:
Edición: 1ª.
Número de páginas: 176
La escafandra y la mariposa
Autor:   Jean Dominique Bauby
Editorial: Plaza y Janés editores
Fecha de publicación: 1997
Edición: 1ª.
Número de páginas: 200

El redactor jefe de "Elle" en Francia, sufre un ACV de consecuencias desastrosas: permanece con un locked-in syndrome , un raro síndrome neurológico donde se conserva la plena consciencia y no pueden moverse más que los párpados.  Una logopeda le enseña un modo de comunicarse: un guiño para la letra "E", dos para la "S",…  Así de laboriosamente dicta el contenido de este libro con sus reflexiones y vivencias.  Una situación límite y trágica, con pinceladas de humor y reflexiones sobre lo más o menos cuidadosos que nos manifestamos los cuidadores (celadores, médicos, enfermeras...).