Imprimir
Noticias
Temas de interés
Visto: 2929

Nota de Prensa de Unijepol:

En relación a la polémica suscitada por la previsible implantación del uso obligatorio del casco de protección para los conductores de bicicletas en las ciudades, Unijepol (Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local) ha considerado la necesidad de hacer pública su postura, al entender que esta cuestión tiene gran relevancia para la seguridad vial, una de las principales competencias asignadas por la Ley a las Policías Locales:

1º)       Defendemos la utilización masiva de la bicicleta como medio de transporte, como un elemento esencial para construir ciudades más humanas, menos contaminadas y una movilidad más segura y sostenible. En consecuencia, apoyamos el desarrollo de todo tipo de medidas e infraestructuras que potencien el uso de este vehículo. Sin embargo, también consideramos que esta posición nunca debe ser contradictoria con la seguridad vial.

 
2º)       Creemos que la utilización del casco por los ciclistas, en cualquier recorrido de ámbito urbano e interurbano, supone un plus para su seguridad y, por tanto, para la protección de su vida y su integridad física. La puesta en marcha de esta medida va en la misma dirección que las adoptadas en los últimos años sobre la utilización del cinturón de seguridad en los vehículos o los sistemas de retención infantil, que tantas vidas han salvado.

 
3º)       Entendemos que la seguridad vial (la protección de la vida y la integridad física de las personas en el ámbito del tráfico), deben prevalecer sobre cualquier otra consideración de menor entidad, como son las de mayor comodidad o las de carácter económico. De hecho consideramos que buena parte de los argumentos que están siendo empleados por los detractores de la medida propuesta por la Dirección General de Tráfico son muy parecidos a los que ya fueron utilizados a los que se opusieron a medidas como la utilización obligatoria del cinturón de seguridad en la ciudad, al incremento del número de radares, etc.


4º)       También entendemos que, al principio, podría producirse un efecto desincentivador en el uso de la bicicleta, pero la experiencia ha demostrado que, con el paso del tiempo, todos nos acostumbramos a estas pequeñas molestias y la normalidad se va imponiendo paulatinamente.

 
En conclusión Unijepol apoya sin dudas la medida propuesta por la Dirección General de Tráfico y pide a todas las instituciones y a las fuerzas políticas un ejercicio de responsabilidad en esta cuestión, sin plegarse a los intereses particulares de determinados colectivos.