Los contribuyentes que tengan derecho a las nuevas ayudas fiscales del IRPF, aprobadas con la reforma fiscal, pueden solicitar el cobro desde el miércoles a través de la página web de la Agencia Tributaria. Las familias numerosas o los contribuyentes que cuenten con hijos o ascendientes a cargo con discapacidad tienen derecho a recibir 1.200 euros anuales. Los llamados impuestos negativos pueden cobrarse de forma adelantada a razón de 100 euros al mes.
Para ello, los declarantes deben cumplimentar el modelo 143, un trámite que puede realizarse desde hoy mediante DNI electrónico, certificado digital, el Pin24horas o el código Cl@ve.
También existe la vía de llamar al teléfono 901 200 345. La posibilidad de presentar el formulario presencialmente se abre a partir del 3 de febrero. En cualquier caso, la solicitud deberá cumplimentarse online desde la página Web de la Agencia Tributaria e imprimirla.
El término impuesto negativo refleja que los contribuyentes pueden recibir el importe aunque su cuota tributaria sea menor a la ayuda. “El límite para cada una de las deducciones serán las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y/o mutualidades devengadas en cada período impositivo.
 Si se tuviera derecho a la deducción por contar con varios ascendientes y/o descendientes con discapacidad, el límite se aplicará de forma independiente respecto de cada uno de ellos”, señala la Agencia Tributaria.
Las subvenciones son acumulables. Es decir, una familia numerosa que tenga a cargo un hijo o ascendiente con discapacidad tendrá derecho a una ayuda de 2.400 euros.
La figura del impuesto negativo no es nueva, aunque hasta ahora se limitaba a mujeres trabajadoras que tuvieran un hijo. A partir de este año, se amplía la casuística. Según los cálculos de Hacienda, 750.000 familias se podrán beneficiar de esta ayuda.
 Aquellos contribuyentes que no pidan el cobro de forma anticipada recibirán el dinero cuando presenten la declaración anual de la renta.
La reforma fiscal aprobada por el Gobierno incorpora una rebaja de los tipos y tramos del impuesto que corrige la subida aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en diciembre de 2011.
Todos los asalariados percibirán que el tipo de retención que les aplican sobre sus nóminas se reduce a partir de este mes de enero. Así, el salario neto se incrementará entre 25 y 30 euros para la mayoría de contribuyentes. Un trabajador soltero y sin hijos que gana 30.000 euros verá como su salario neto aumenta en 21,3 euros, lo que supone un ahorro anual de 255 euros.
Otra de las novedades es que los contribuyentes que ganen menos de 12.000 euros anuales no sufrirán ningún tipo de retención y estarán exentos de tributar por IRPF. Hasta 2014, ello también era así para rentas inferiores 11.162 euros. Hacienda asegura que su reforma beneficia a los que ganan menos.
Para calcular el tipo de retención no se tiene en cuenta la normativa de las comunidades autónomas, que tienen competencia sobre el 50% del impuesto.
Así, 2 trabajadores que cobren el mismo sueldo bruto y presenten idéntica situación familiar sufrirán la misma retención con independencia del territorio en el que residan.
Cuando se presenta la declaración anual entra en juego la legislación de las comunidades. Andalucía o Cataluña son las autonomías que mantienen tipos impositivos más elevados y que han renunciado a replicar la rebaja fiscal aprobada por el Estado.
 En el lado opuesto destaca Madrid, que cuenta con gravámenes inferiores al resto.

Conocer el saldo de puntos que se tiene en el permiso de conducción y saber cuál es la infracción o infracciones que han generado los puntos detraídos desde que se puso en marcha el Permiso por Puntos, es desde el 19 de noviembre más sencillo para los más de 26 millones de conductores que tienen un permiso de conducción en España, gracias a la inclusión de este trámite en programa Cl@ve, el nuevo sistema de acceso de identidad electrónica para las Administraciones Públicas.

Este nuevo sistema de identificación, autenticación y firma electrónica común para toda la Administración General de Estado (AGE) permitirá a los ciudadanos acceder a todos los servicios electrónicos de las administraciones públicas -inicialmente solo para la AGE- a través de una plataforma común de identificación mediante la utilización de claves concertadas y certificados electrónicos.

El sistema Cl@ve complementa al DNI electrónico y al certificado digital, de modo que se amplía la oferta de acceso electrónico a los ciudadano, tal y como establece la Ley 11/2007 de acceso electrónico a los ciudadanos a los Servicios Públicos.

VER LA INFORMACIÓN COMPLETA

ElPais.com.- Más de la mitad de las 1.680 muertes por accidente en las carreteras españolas de 2013 ocurrieron en horario laboral, un hecho que se repite año tras año y al que la Dirección General de Tráfico (DGT) no ha encontrado solución. María Seguí, titular de esta cartera, reconoció que las cifras de siniestralidad en esta franja horaria —de lunes a viernes entre las 07.00 y las 20.00 horas— están "estancadas" y "son las mismas desde hace una década".

En 2013, murieron 835 personas, 5.393 resultaron heridas graves y 66.770, heridas leves, en incidentes en este horario. Los datos de Tráfico reflejan que la media de edad de los trabajadores accidentados es de 36,7 años; el 58,1% son hombres y el 41,9% mujeres. Seguí aseguró que "los accidentes de tráfico son la primera causa de baja laboral".
Siete de cada diez accidentes laborales de tráfico se produjeron in itinera, es decir, durante el trayecto al trabajo o en el regreso al domicilio, según la DGT. En el 58% de estos siniestros había un coche implicado, en un 11% una motocicleta y en un 0,1% camionetas y furgones. La directora de Tráfico manifestó que las cifras de choques en fines de semanas y en la franja nocturna se han reducido, mientras que en horario laboral "la mejora ha sido nula".

Para tratar de revertir esta situación, la DGT ha iniciado este lunes una campaña informativa y de concienciación dirigida a los conductores y su entorno (familia, amigos, compañeros de trabajo y jefes). Tráfico aconseja a los chóferes evitar los trayectos rutinarios, ir con prisas, usar el dispositivo manos libres solo para conversaciones cortas y nunca para conversaciones largas o en las que se traten temas complejos; evitar las distracciones y concentrarse en la conducción.

En España, las distracciones están presentes en cerca del 40% de los accidentes de tráfico. Un estudio de la Fundación para la Seguridad del Tráfico de Estados Unidos demostró que actividades como escuchar música, conversar con el copiloto o hasta actualizar la página de Facebook roban porcentajes de atención al conductor. La investigación, publicada a mediados de 2013, concluyó que, de todas las actividades, las tecnologías de reconocimiento de la voz son las que causan un mayor nivel de distracción.

Seguí resaltó la importancia de "no llamar" a quien está al volante, una práctica extendida y de la cual las personas son "consciente de su peligrosidad". Dijo que no están cuantificados los accidentes que coinciden con llamadas a los conductores, aunque recordó que existen dispositivos que desvían las llamadas cuando se conduce.