La Pandemia
Por una Navidad sin víctimas

Cerramos 2020 sin poder si quiera estimar el número de desplazamientos que se van a producir por las fiestas navideñas, en las que las reuniones familiares y de amigos implican un notable incremento de la movilidad. En 2019, durante el periodo navideño se registraron 19,7 millones de desplazamientos de largo recorrido en España, según datos de la DGT. Este año, por las restricciones y precauciones derivadas de la Covid-19, la movilidad se verá muy reducida en estas fechas, comparativamente con años anteriores, pero también, sin duda, aumentarán en comparación con los últimos meses.

 

 

En Aesleme estamos preocupados porque en los meses de verano, solo en vías interurbanas y contabilizados a 24 horas (es decir en las 24 horas posteriores al accidente) se produjeron 185 accidentes mortales (un 7 % menos que el año pasado), con 202 fallecidos y 821 heridos hospitalizados (- 8%). Sin embargo, la movilidad se redujo un 9%. Por lo tanto, la siniestralidad no descendió en la misma medida que la movilidad: 8,4 millones menos de desplazamientos que en 2019, pero solo 13 fallecidos menos.

Si centramos la mirada en 2020 y no solo en verano, en este fatídico año, la Pandemia Covid-19 ha tenido unas consecuencias muy destacadas en la movilidad y en la reducción del número de desplazamientos de larga distancia y esto se ha traducido en el mejor registro de siniestralidad, desde el año 1960. Hemos perdido 832 vidas más en las carreteras (a 24 horas), hasta mitad de diciembre, un 21% menos que en 2019. Por primera vez desde que hay registros no vamos a sobrepasar los 1.000 fallecidos en carretera y a 24 horas. Sin embargo, aún queda por saber en qué medida se ha visto reducida la movilidad en todo el año.

Este año, por tanto, ante la imprevisible situación a la que nos enfrentamos, en la DGT no hay estimación del número de desplazamientos que pueden producirse, ni campaña de prevención de Navidad. Y, desde Aesleme, queremos lanzar un doble mensaje de prudencia a quien vaya a desplazarse para visitar a sus seres queridos en estas Fiestas. Con esto no queremos alentar a nadie, pues consideramos que no es momento de exponernos ni exponer a los demás, sino de retrasar los reencuentros y celebraciones a dentro de unos meses, cuando las vacunas contra el Covid-19 traigan algo de luz. Pero, sabiendo que la movilidad va a aumentar con respecto a los meses anteriores, pedimos a todos extremar la prudencia, y evitar más víctimas en Navidad.

La Pandemia

Aesleme ha cumplido 30 años en medio de la pandemia más agresiva de los últimos 100 años, la del Covid-19, capaz de causar cientos de miles de víctimas en un corto espacio de tiempo y de colapsar la sanidad pública. La pandemia de los siniestros viales, sin embargo, necesitó casi 70 años para ser reconocida como un problema de salud pública y alguna década más para ser determinada como pandemia por la OMS, en el año 2005. Casi un siglo desde que nace la industria automotriz y revoluciona la movilidad y la sociedad, ofreciéndonos libertad, capacidad de movimiento en largas distancias, independencia… pero también causando accidentes muy graves.

La campaña de Aesleme, “La pandemia”, viene para concienciar sobre la responsabilidad personal como herramienta para evitar víctimas, tanto en el Covid-19, como en la siniestralidad. Porque estas dos pandemias encuentran muchos puntos comunes y muchas fórmulas compartidas, para paliar sus efectos: la mencionada responsabilidad personal, pero también la necesidad de informar y concienciar claramente a la sociedad; el estudio de las curvas de incremento o descenso de los casos y de los indicadores que nos llevan a reconocer de qué forma actuar, etc.

Link Campaña La Pandemia:
https://youtu.be/YSF7pEqS924
#laMovilidadNotienequecausarVíctimas